Music

Recuerden que existe LOS DERECHOS DE AUTOR

.

Si me
quieres ver muy, muy feliz, solo lo que tienes que
hacer es comentar...
Gracias!!


NO COPIES, NO COPIES... SON MIS PENSAMIENTOS Y SOLO PUEDES DELEITARTE CON ELLOS...

CON AMOR EVELYN LÓPEZ





domingo, 5 de diciembre de 2010

12° Parte De La dulce Roscelyn Continuo...

Solo es mi opinión.



12° Parte De La dulce Roscelyn, Continuo.



- ¡Roscelyn corre!- gritó Rosa a lo lejos, y Edt se aferró a Rosce, pero Ros resistió y fue en busca de su hermana.
- Acaso estás loca- Ros no le hizo caso-hay porque te lo repito si lo estás- la persiguió. Cuando llego a la habitación de su hermana, Dan estaba en el suelo sangrando de la frente y amarrado con cadenas de plata y alado de él estaban puras mariposas negras y Rosario estaba colgada de los pies y debajo de ella estaba esa mujer de negro.
- Justo a la muchachita que quiero- dijo esa malvada mujer
- ¡Deja a mi hermana!
- ¡No! Es mía.
- No- Ros sopló brotó de su aliento una espada y una gran luz amarilla alrededor de su cuerpo, y apareció ella con una espada y la misma armadura del dibujo de Edt.
- Perfecto-dijo la Muerte- Au revoir- y se borró con su hermana.
- Ros- Dijo Edt que estaba atado y con serpientes en el cuello- Mira a Dan, tiene algo... blanco… en – Se cortó su voz por las reptiles.
Ros hecho un vistazo a Daniel y vio que una luz blanca estaba cerca él, se convirtió en una hermosa figura que se parecía a una ilusión.
Un momento de suerte- dijo la preciosa mujer, puso su mano en la frente de Dan y toda la habitación se llenó de luces de colores. Ros se cubrió los ojos y cuando miró, los dos jóvenes estaban bien y la Vida estaba a lado de Ros.
- Mi hermana esta en Crowst
- Es el lugar donde habita el mal- susurró Eduard.
- Exacto- replicó Ros
- ¿Vienen conmigo?
- Sí
- Ninguno de ustedes se moriría hoy.
La vida, levanto su mano Ros la tomó, Ros hizo lo mismo y Edt la estrechó, Dan iba en la otra mano de la vida y se disiparon.
De mientras en Crowst, La muerte tenía colgada a Rosario, y se reía horriblemente se dirigieron a un desierto de arena negra con cadáveres por doquier, Rosa no gritaba ni hacía ningún movimiento, solo respiraba pausadamente, llegando la soltó Ros giró y no se lastimo la cabeza como lo había planeado la bruja.
- Eres inteligente, lo admito.
- Por mi hermana daría más que mi vida.- sus ojos se empañaron pero no desistió.
- La pregunta es ¿Ella daría lo mismo?
- Si- bajo la mirada- Creo.
- Ella te odia, ella lo tiene todo, inteligencia, hermosura, cuerpo, carácter y tu nada, por lo que puedo ver.
- Entonces esta ciega.- La muerte se soltó en carcajadas
- Eres buena con las palabras.
- Mejor que nadie- se escapó una lágrima por la mejilla, se dio cuenta La muerte y se soltó a carcajadas.
- Pero eres débil, tienes un gran corazón para perdonar, pero no solo tu hermana te lastima cada día, verdad.
- ¡Cállate!
- Ah ya estoy ganando, esto, voy a matarte mi cielo y eso es todo, como quieres lento o rápido.
- Dime- respiró- Tu como lo quieres rápido o lento
- Já ¿Qué me puedes hacer?- Rosario levantó la mano y la rasguñó de la cara.
- Maldita- La agarró del cabello y salido una gran mesa de roca, la soltó.
- Déjame, te arrepentirás
- No lo creo
- Dios te dijo que acabaras conmigo
- Hoy es tu día, niña.
- Si él no te mando, no tienes nada que hacerme.
- ¡Calla! Me quitas el tiempo
- No tienes tiempo- La volvió a rasgar de la cara, la soltó, y la miró fijamente a los ojos.
- Dime- se paró despacio un poco debilitada- Tu odias a tu hermana ella es bella, hermosa, honesta, completamente buena, de todas las formas, y tú no le llegas a los talones, ¡Tú eres una calumnia, si quiero te esfumas!
La muerte, recordó que la única persona que odiaba en toda su existencia era LA VIDA ella regresaba a los muertos en formas diferentes, siempre les daba otra oportunidad, nadie le había hablado así nunca hasta que llegó Rosario.
- Yo no te tengo miedo. Sé que eres buena, muy en el fondo, pero no es mi hora.- La muerte se acercó, Rosa no desistió y se quedó ahí como una roca, se acercó más a sus labios Rosa volteó para no verla. Y apunto de mejilla a cachete…
- Todas las caídas de la vida te han hecho fuerte
- Todas las muertes te han hecho débil.
- Astuta, inteligente, valiente, Alegre ¡Que escondes!
- Amor- Le apretó la cara
- Sucia palabra, pero esa blasfemia, no escondes- Rosa la miró y le apretó la cara.
- Suéltame porque tú no sabes lo que es amor.
- ¡Que te crees, estúpida niña!- se enfureció, le cayó una piedra en la cabeza. Volteó y vio a su hermana.
- Deja en paz a esa niña
- Oblígame
- Yo no puedo, pero ellos sí.
- ¡Quisieras ser como yo!
- Ni loca.

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

4 comentarios:

Towanda dijo...

¡Qué lindo, Evy!.
Sigue así contándonos historias sobre la dulce Roscelyn.
Me encantó.
Un beso muy fuerte desde mi habitación. Hoy llueve y hace frío pero yo estoy aquí con tu protagonista viviendo sus aventuras.

Evelyn López dijo...

Gracias, gracias por todo, je espero que te tapes bien no quiero que te resfríes lol.

Gracias


Con amor Evy.

Guille Silva dijo...

Un mundo fantástico de aventuras. Muy interesante, seguiré paso a paso las andanzas de Roscelyn.
Soy tu seguidor.
Saludos desde Buenos Aires.
PD: Me gustó la cita de Oscar Wilde

Evelyn López dijo...

Gracias, en ese caso pondré más frases inspiradoras, saludos desde mi lugar favorito, Londres lol

Gracias, Guille.