Music

Recuerden que existe LOS DERECHOS DE AUTOR

.

Si me
quieres ver muy, muy feliz, solo lo que tienes que
hacer es comentar...
Gracias!!


NO COPIES, NO COPIES... SON MIS PENSAMIENTOS Y SOLO PUEDES DELEITARTE CON ELLOS...

CON AMOR EVELYN LÓPEZ





miércoles, 15 de junio de 2011

Pescandora de Hielos

"Todos en la escuela, me dicen que soy una pescadora de Hielos"

Mensaje de la autora
Salut a todos, estos ultimos días, ha ocurrido, algo desastrozo, y no es porque no me comentan, no claro que no, pero aprovechando que toco el tema, quisiera que los que me visiten dejen por lo menos la opinión del relato en comentario, eso es todo, y les agradeceré muchisimo.
Bueno a lo que me refiero como problemita, es que mi mejor amiga o bueno la que era mi mejor amiga me mintio, pueden creerlo que... que siempre me he preocupado´por ella, y no solo a mi me mintio, sino a toda mi familia, para que sepan la gravedad del asunto es como para un 8, bueno por el momento no le habló, pero es muy grave que lo haya omitido, yo que siempre le he preguntado todo como investigadora, y la he considerado mi hermana, y que no me haya contado sus problemas, es gravisimo para mí, yo que la he apoyado en todo, que me sugieren hacer, necesito su ayuda, yo no le hablaría por el bien de mi alma.
Por ahora, les dejo este relato para salir un poco de la rutina,que el titulo, me lo aporto mi ex mejor amiga, espero ue les guste, Gracias por todo.

Pescadora de Hielos

Mi primer día de ser profesora de primaria, y los nervios me invadian, tenía ganas de vomitar en la entrada de la institución, una escuela más privilegiada del mundo, suspire y me arme de valor para entrar...

-¡Abuelita!- pasaba la abuelita por el corredor, pasando por la recamara de sus queridos nietos, una adorable niña de 8 años, y un rebelde chiquito de 7 años- Abuelita se va a quedar con nosotros esta noche- preguntó la pequeña.
- Si mi amor, pero me quedaré en mi cuarto- Iba acercandosé a la cama de la nena, los dos niños estaban acostaditos en su cama, porque tenían escuela mañana y también por reglas de  casa.
- A bueno, abuelita, buenas noches- Dijo el nene rebelde. La abuelita se dirigio a la cama del niño y le dio un besito en la frente, despues hizo lo mismo con la nena, les dijo buenas noches y cuando se dirigía a apagar la luz.
-¡No abuelita no la apage, no voy a poder dormir, si apaga la luz!-dijo el chiquitín.
- Pero mi vida, no tienes que tener miedo a nada, recuerda que vas a hacer piloto y un piloto no tiene miedo a nada, muñeco, ya sabes que si te aparece algo el la noche, solo dices tengo luz..
- Si, si en mi corazón...
- ¡¿Como dice?!-dijo la abuelita.
- ¡Tengo luzz en mi cooorazón!!!
- Eso mi cielo, bueno ya buenas noches...
- ¡No, abuelita, no se vaya, cuéntenos un cuento!- dijo la muñeca.
- Bueno, mi amor, ¿Cual quieren que les cuente?
- El de la profesora de primaria
- mmm ya van con sus tonterías- dijo el nenito.
- Ay mi cielo, quedate aquí, mi vida, a lo mejor te duermes a la mitad del cuento.
- Ay dios a la mitad de una tortura.
- Bueno ya Nick cálmate, ya abuelita cuente...
- ¿Nick te quedaras a escuchar la historia, o te irás a fregarte los ojitos de cielo con los videojuegos?
- No abue, me quedaré porque si mi mama me cacha a esta hora jugando, me va a castigar.
- Muy bien, mi Nickito, chiquito.
- Había una vez una linda muchacha de 21 años, que ya había terminado la normal superior, y ya estaba contratada en una institución mundial primaria, por sus chulas calificaciones, así como ustedes, entonces, llegó una hora antes a la escuela, llegó una hora antes a la escuela...
Mi primer día de ser profesora de primaria, y los nervios me invadian, tenía ganas de vomitar en la entrada de la institución, una escuela más privilegiada del mundo, suspire y me arme de valor para entrar...
Entré y pasaban los niños, y las niñas pasaban corriendo, pasaban enfrente de mí, atrás de mi, me encontré con una cancha, con la cafetería, me encontré con la directora, que me llevó a mi salón, que era el 3°A, íbamos a subir las escaleras...
Pareciera que en ese momento iba a vomitar, al ver un angelito bajar las escaleras, al ver ese cabello café corto bailando con el viento y esa tez tan pálida como un fantasma, un fantasma tan dulce que me quedé enamorada, sí enamorada, pero del profesor más frió de la escuela.
Nos presentaron, su nombre parecía de ángeles, me miró con esos ojos azules de cielo, me estrechó la mano, y sentí que hubo un corto circuito entre mis dedos y el me miró diciéndome con los ojos que le sintió. Por loca mordí mi labio, toda embelesada, y el me soltó y me dijo que sí tenía algún problema con los niños o alguna duda, que lo buscará total, él estaba en el 3°B, osea a lado de mi salón.
Entré a mi salón y los niños tan hermosos, me dieron la bienvenida, los conocí, los abrace, los querré para siempre y a la hora del recreo salieron a jugar, todos muy contentos. Yo salí al pasillo, y él estaba afuera de su salón con un libro de Oscar Wilde, entonces cuando le iba a hablar, llegó la directora y me llevó del brazo a conocer a los demás profesores, él volteo y me quedó viendo, con esos lindos ojos y regresó su mirada a su gran libro.
Entonces, todas la maestras y maestros, me decían que era el maestro más estricto de la colegio, y que a los niños les dejaba mucha tarea, les decía que no creyeran en el amor, porque no existía, les dejaba leer mucho, no les pegaba, no les gritaba pero siempre había sido así de estricto, desde que tenían memoria, las maestras, decían que era tan guapo, pero ninguna se atrevía a hacerle caso, por lo frívolo que era.



Tras unos meses me enteré que sus alumnos le decían Mr. Fribble,
por lo frío que era, se lo decían según de cariño,
se lo decían en la cara, entonces, como yo no creía en ese carácter, porque yo había mirado esos ojos que me dibujaban un corazón, entre pupilas, yo decidí descubrirlo definitivamente.

Entonces como el primer día de mi plan era el día del niño, decidí ponerme muy guapa con un vestido azul, y unas zapatillas rojas, llevar mi grabadora roja, llevar música divertida para niños, y ser muy cariñosa, y también llevar regalos para una rifa general en el plantel, al cabo todos somos niños, ya sea por dentro o por fuera.
Entonces, en mi salón, llegué puse música, y con mis alumnos nos pusimos a bailar, y a bailar, la diversión se escuchaba en los otros grupos y cuando vine a ver, los niños del 3°B estaban bailando en mi salón de clases, entonces, les enseñe a las nenas como pararse de puntitas y a los niños el juego de esgrima.


Me di cuenta, que el estaba en el pasillo, enfrente del salón, lo observé por la ventana, le eche un vistazo y por ese vistazo me ganó Juanito en la esgrima.
No tenía ningún libro, solo estaba viendo por la ventana mi salón, pensé que estaba cuidando a sus niños. Así que no me ilusione, de pronto entró una nena guerrilla con una rosa blanca, me la obsequio, le pregunte quien me la había mandado y ella me dijo


- Pues yo se la estoy dando.
Salí un rato a platicar con ese angelito, le comenté que tenía que leer unos libros, pero no quería leerlos sola, así que si le parecía que fuera a leer con él a la hora del recreo y así lo podría acompañar.
Pasaron meses, llegó diciembre y tuve que faltar un día por una gripe inconsolable, supe que todo el colegio se había enterado de mi fatal moquera, así que al otro día me trataron como una princesa extranjera, y él ni me fue a ver a mi salón, pensé que había faltado, pero al ir por ese pasillo, él estaba dando clases en el pizarrín, y me quedó viendo, pero me hice la fría, y seguí mi camino, no se porque lo hice pero sentí que mi corazón se estaba congelando y fue cuando salí del baño que la directora me dijo:


- Niña, hermosa si piensas que Mr. Fribble te va hacer caso, lo primero que va hacer es congelar tus sentimientos y lo segundo... Te vas a convertir en una Pescadora de hielos, y cuando vengas a ver, tu te vas a sentir fría por dentro. Nena el que no escucha consejos no llega a viejo... Piénsalo
No sabía ni que hacer si reir o llorar, o si quedarme ahí en la banquetita sentada, pensando quetenía un gran frio en mi alma, esos meses leyendo libros a lado de él, procurando no  verlo, pero solo una ves en esos meses de lectura solo una vez, lo quedé viendo como se devoraba el libro del Principito, y fue en esa ocasión que el me miroy nos conectamos por más de un minuto, yo fui debil porque reaccione y baje mi mirada y me torne toda rubicunda. Pero fue tan pero tan hermoso el viendo mi alma y yo observando la de él.


Pero no, tiene razón la directora, un chico tan guapo me acabar destruyendo, tambien Carlota tiene razón, ella me contó que su ultima novia, la tuvo en la primaria y que no la queria porque la hacía sufrir mucho, no mostrando su afecto.
Si eso le hizo a su novia, no...no ...no es gay, eso me lo aseguro carlota que fue su amiga de la infancia. Tal vez anduvo con Carlota... no ya que estoy pensando, es una locura. Me alejaréde él, me huiré de ese angelito.

- Y así paso el tiempo, pasó 1 mes, 3 meses, ella seguía dando clases pero se convirtió un poco mas seria, cada día que pasaba, él cuando leía en las horas de recreo, sentía que algo le faltaba, y mejor dejaba los libros y cuidaba a sus alumnos en la hora del recreo, platicaba con sus compañeros de trabajo, pero siempre, siempre miraba el salón de Jeny. Ella nunca salía de sus salón, solo se sentaba a leer, y leer, y leer.

Ya había pasado un año, desde que lo conocío, faltaba dos semanas para el día del niño, ella y el estaban en el mismo grupo que el año pasado, los niños les regalaban flores blancas a los dos, porque cada día Johny se volvía más risueño y Jenny cada noche era mas fría.
Llegó el día del niño, ella llevo su grabadora azul, un vestido rojo con zapatillas blancas, él llevo un pastel enorme, muchos regalos, y unas flores azules hermosas, envueltas papel dorado, iba vestido con una camisa blanca y con traje gris.
Llegaron a su salón la miró, se miraba mas hermosa que nunca, ella no lo tomo en cuenta, llegaron a sus salones, Jenny prendio la musica, con unvolumen bajito, los niños bailaban, mientras ella se sentaba en su escritorio, una lagrima se le escapo... Tocaron la puerta  del salón 3°A...

Jenny abrió y John estaba del otro lado de la puerta con esas lindas flores, se encontraba incado, Jenny se soltó en llanto...
- Jenny, he descubierto que  tu eres la luz de mi vida, he descubierto que te amo, no puedo respirar sin verte... suspiró...Quieres ser mi novia.

Ella se quedó como una estatua elle dio las flores y ella se clavo en su mirada que por fin le mostraba lo más bello de una persona... Una alma enamorada. Jenny movió la cabeza acertando y el le quitó ese beso tan esperado. Toda la escuela estalló en aplausos.

- ¡Ya los cache! Otra vez con ese cuento, esta vez Nicko te uniste
- Si mami es que los protagonistas tienen tu nombre y el de papa.
- ¡ Campeón, si yo soy el verdadero protagonista!- dijo Don Johny, abrazando a su esposa Jenny
- Mami en serio, la abuela, cuenta su historia.
-Si nena ahora a dormir chiquitos
Johny llevó a su suegra, a su cuarto, y Jenny se quedó para arropar a sus dos angelitos sin alas.

- Je mami-dijo el campeoncito-en serio mi papa era asi de serio
- SI mami, mi papi es de lo mas genial, en serio era así o es drama de mi abuelita
- Niños, su papa era tan pero tan callado que le ganaba el silencio, pero desde que lo vi, lo ame
- AY que lindo- dijeron los dos chiquitines

- Yo tambien la ame y la seguire amando- dijo Johny que estaba en la puerta da la recamara, los niños se rieron porque su mama se chivió.
Jenny les dio un gran beso y se dirigió a la puerta, Johny la agarró de la cintura.
- Ya se durmieron nustros amores...
-Si, mi vida, pero sabes, cuando escucho ese cuento me tranquilizo un poco...
- '¿Por que?

- Porque , Mi amor, Nicko a veces es asi de Fribble.
- ¡Hay me la vas a pagar!- johny le robo un gran beso, a la luz de esa puerta.