Music

Recuerden que existe LOS DERECHOS DE AUTOR

.

Si me
quieres ver muy, muy feliz, solo lo que tienes que
hacer es comentar...
Gracias!!


NO COPIES, NO COPIES... SON MIS PENSAMIENTOS Y SOLO PUEDES DELEITARTE CON ELLOS...

CON AMOR EVELYN LÓPEZ





viernes, 28 de junio de 2013

Mi Guardián

Mi Guardián


D
esprendo un póster tras otro con ríos pasando por mis mejillas, mi madre entra a la habitación, volteo, y le anuncio que no me quiero ir de la ciudad, ella corre y me abraza tan fuerte que un día de vida se aumenta en nuestras almas. 


Cruzamos en un carro viejo, puentes, carreteras, lagos y montañas, nos detenemos en una casa diminuta, en un día nos instalamos, me siento en el costado de mi cama, con el rostro mirando al piso, siento que ya pasaron meses desde nuestra estancia, de repente llega un tío, nos acomodamos en la pequeña sala... Nos comunica que la casa que dejamos no ha sido vendida, por un embargo a dicha propiedad y aparte porque existe, habita en sus afueras un galán canino, que cuida la puerta como esperando que ustedes regresen, en ese segundo mi corazón late como el recorrido de un tren a mil por hora, me levanto delicadamente del lugar y me retiró.


Al día siguiente en lugar de ir a la escuela, me voy en el camión y recorro todo el paisaje que alguna vez recorrí con tristeza, pero ahora voy con un llanto de inmensa felicidad. Giro la mirada y un novato me está viendo como si fuera una pintura de Picasso, me seco el aparente sollozo, miró el camino, y el chico raro me sigue mirando.


Llegamos a mi parada y bajo tranquilamente, no me doy cuenta si el joven apuesto y raro bajo detrás de mí, me detengo en esa esquina y miro mi antigua casa, no observo perro alguno, hecho un vistazo a la acera, alzo la mirada y empieza a caer lluvia repentina, saco de mi mochila mi paraguas azul eléctrico, sigo caminando y emerge dando vuelta en la esquina de frente, un enorme can con pelo oscuro como la noche, ojos brillantes, un poco mojado por la lluvia cansada, me detuve y lo admire echarse enfrente de mi antigua puerta blanca.




Fascinada por el bello contraste, camino paso a paso, lento como un jaguar queriendo agarrar a su presa, me arrodillo frente al extraordinario animal, lo acaricio y responde lamiendo mi mano, como si estuviera esperando mi llegada, sonrió, me acabo de encontrar con un viejo amigo fiel.



Continuará...

Cualquier semejanza con la realidad, es pura casualidad...

Evelyn López