Music

Recuerden que existe LOS DERECHOS DE AUTOR

.

Si me
quieres ver muy, muy feliz, solo lo que tienes que
hacer es comentar...
Gracias!!


NO COPIES, NO COPIES... SON MIS PENSAMIENTOS Y SOLO PUEDES DELEITARTE CON ELLOS...

CON AMOR EVELYN LÓPEZ





miércoles, 3 de diciembre de 2014

¡Me he escapado de la Realidad!


¡Henos aquí! ¿Como les va amigos?

Sigo viva eh. Por si se lo preguntaban. Primeramente lamento mucho la ausencia de estos meses, años o siglos que no les he escrito, tanto a ustedes como a mi corazón.
Este año fue pesado, me enferme de Rickettsia, me fui de viaje a Cancún, llore demasiado, sonreí, me enamore, me lastimaron, y conocí a mis verdaderos amigos. Experimente la envidia, le dije adiós por fin a una persona especial, mi perrito ya es papá, mi hermana entró a la universidad. Baje 4 kilos y medio. Mi madre se jubilo, y los extrañe a montón.

Ja° eso rimo...


Ya vamos para el noveno semestre de la carrera de medicina, les tengo la gratitud de decir que saque 9.3 en octavo semestre, con todo y lo que me paso anteriormente. Ya ven que si fue pesado, pero no imposible.

Me he tenido que escapar de la realidad, ese efecto hicieron sus comentarios, les agradezco el apoyo inmenso, los quiero.
Con amor Evelyn...

miércoles, 16 de abril de 2014

Lo dice mi corazón...

Lo dice mi corazón


Por más sensata este mi mente, más que me concentre... lo único que quiere saber mi corazón, es si vos es dueño de él. 


Si con esas sonrisas, detalles y lejanía infinita de amabilidad ¿Me seguís amando? Aunque destroce tus esperanzas por centésima vez, aunque te decepcione, me aleje, dude y te deje... todo me hace creer que no merezco ese amor... 


He pasado sobre mis límites valorables para encontrarme en mi misma el verdadero sentimiento. Y es que por más que lo piense, por más que lo sienta,  la sensatez no me ayuda en cosas del amor, el respirar no me llena, el suspirar no te aleja, y la esperanza no te acerca...



Los extraño mucho... muchos besos
Evy

jueves, 13 de febrero de 2014

viernes, 10 de enero de 2014

¡Me voy a la GUERRA!

¡ME VOY A LA GUERRA!


¿Guerra? ¿Que guerra? Eso se preguntaran... Un campo de batalla es como siento la vida, como siento la carrera de medicina... porque así es, cada día hay que luchar por estar sano, por seguir el camino indicado, por salvar personas y matar... si matar a los bichos, virus, bacterias, hongos, etc que acechan nuestra vida.



Es sacrificar ese amor a tu prójimo y convertirlo en esperanza infinita, en inteligencia incontrolable... en un amor poderoso... mirar hacia adelante y no tenerle miedo a nada, ni siquiera a tus propios errores y solo batallar por ser el mejor.



Los extrañare mucho, me han enseñado demasiadas cosas, libros, sueños, fantasías, dichos, moda, y más, pero lo más importante se han convertido en mis amigos, son unos Ángeles de Dios, que han leído mis historias por más disparatadas que sean.


No los cambiaría por nada... Muchas Gracias por todo...

Nos vemos en 6 meses... nos leemos en seis meses...

Séptimo semestre ahí voy.


PD: No se olviden de mí, y si gustan recen por mí, yo haré lo mismo (rezar por ustedes, mis amigos).

Hasta pronto...


Con amor Evelyn López.

La princesa y el marine

La princesa y el Marine


Enamorarte de alguien tan especial como una princesa árabe, podrían decapitarte por tan solo sonreírle, dime te importaría morir por ese amor o no?



Basada en una Historia Real, es decir, si sucedió en verdad.... La princesa de Bahrein, Meriam Al Jalifa encuentra el amor, pero no es de su clase, ni si quiera de su país, Jason Johnson... 

adivinen de donde es...?



Firmada por Mike Robe, una verdadero relato de amor, protagonizada por Marisol Nichols y Mark- Paul Gosselaur.



Te sacrificarías tanto por alguien?



PD: si esta en español.


miércoles, 8 de enero de 2014

Happy Accidents

Happy Accidents


Imagínate enamorarte de esa persona especial y que no sea de este tiempo, que guarde un oscuro secreto aunque te ame con locura, sin embargo ese amor llegara accidentalmente.



Chicas y Chicos saben que no recomiendo mucho cintas al menos que estas valgan mucho la pena, como la siguiente: Happy Accidents una película estrenada en el 2000 o 2001 por esos tiempos cuando éramos peques, protagonizada por Marisa Tomei y Vicent D' Onofrio.


Cuando llega el amor, les llega, no? No interesa que disparatado loco o emocionalmente inadecuado sea, solo lo amas, la amas y no puedes vivir sin ese ser humano, o como decía un gran amigo: El amor es una droga, embriaga los poros de tu piel y desvaneces en él. Esta película demuestra todo eso, me dejo impactada.


No se controla, el amor verdadero, se emociona...


Solo hay un pequeño detallito, el film esta en ingles, y no hay subtitulo, así que espero que sepan todos muy bien ingles para que la vean, les dejo el link por aquí:  


Gracias por sus comentarios, y por leer, se les quiere mucho

PD: Faltan 5 días para que entre a clases, a séptimo semestre de medicina, les aviso con tiempo para que no piensen que me raptaron o algo así, yo les avisare cuando es EL HASTA PRONTO.

Con mucho amor Evy.

lunes, 6 de enero de 2014

El Trompetista


El Trompetista

Había una vez, un joven alto, con una sonrisa encantadora, y unos ojos más hermosos que la propia noche, muy apuesto... aunque eso no atraía a las bellezas del pueblo, ni del mundo, él tenía algo que las hacía perder la razón... Ese don envidiado por los hombres y por los no tan hombres, hijo de la propia música, dueño de las notas, nos hechizaba con ese instrumento llamado Trompeta.

En principios su gracia encanto a vecinas, todas al escuchar ese hilera de sentimientos sonoros, caían enamoradas locamente por él, y aunque fueron demasiados amores no correspondidos y cientos aceptados, algunos convertidos en obsesión y otros en casos fatales, tuvo que escapar de su ciudad.
De mientras él disfrutaba de la vida elegante, teniendo conciertos por aquí y por otro lugar lejos muy lejos de casa, mujeres haciendo fila afuera de su enorme mansión, algunas casadas, otras solteras, algunas viejas, otras muy jóvenes... de todo, mujeres persiguiéndolo a solo él por mar, por tierra y hasta por aire, protegido por policías,  adorando su música, teniendo amoríos con todas las que podía y disfrutando... disfrutando todo lo que un hombre común querría.


Un día, nuestro querido protagonista llamado Sahir, cansado de la vida galante, rendido por muchas amenazas de muerte por los esposos, novios, queridos de las hechizadas, harto de tantos conciertos, decide escapar por unas semanas a las playas paradisiacas de Cancún, Quintana Roo, claro que iba acompañado de alguien muy especial... su corneta.
En sus primeras horas de estancia en esa hermosa playa, la vio... una chica morena de melena exquisitamente larga y ondulada, con un vestido negro con flores rojas que lo resaltaba el viento, caminaba con tanta delicadeza que nuestro trompetista se desmayó... cuando despertó estaba en el mismo lugar... recostado cerca de la piscina en una silla reclinable, un mesero se acercó y le pregunto si se sentía bien, y le comento que solo se había dormido un par de horas.
 

Todo mareado le asintió al camarero, y cerró fuertemente los ojos, pasando minutos se sintió mejor y al voltear a lado de su estancia estaba próxima esa chica morena tomando sensualmente una bebida tropical, él la saludo, pero ella lo ignoro, le dijo su nombre, pero ella lo siguió ignorando, entonces se molestó, fue hacía su cuarto, agarro su clarín y volvió al sitio donde estaba esa joven hermosa, se paró enfrente de ella y empezó a tocar.

Ellie lo quedo viendo y sonreía cada vez que Sahir se emocionaba con las notas, al terminar ella se paró enfrente de él y este se arrimó para darle un beso y nuestra sureña chica le dio una bofetada, y se fue corriendo, se quedó pasmado un rato pensando... que había pasado, nadie era inmune a sus notas musicales, y fue tras de ella:

 
- ¡Oye!- dijo jadeando- Lo siento, no quería ofenderte, en mi país darse besos es una forma de saludo- dijo sonriendo y la chica siguió caminado, y el persiguiéndola- ¡Hey, te estoy hablando!- y ella no se detenía- ¡Escúchame, lo lamento!- y seguía trotando hasta que él se enfadó y la cogió del hombro- ¡Que mal educada eres!- y ella se giró y le dio otra cachetada... después con señas ... le intentaba decir... que era sorda.

 
Se sentaron durante horas, ella le explicaba, escribiendo en un papel, que hace un año ella perdió la audición por culpa de los hombres como él, es que ella era muy solicitada por esos, por su adorable belleza caribeña, aunque no a todos les hacía caso, llego a la conclusión que solo querían tenerla por una noche, no les importaba su vida, ni sus sentimientos, solo dormir con ella, y se dijo: Si ellos solo oyen pero no escuchan yo ya no los quiero percibir más... más de sus mentiras, cumplidos, piropos y todo eso...  y fue hasta esa tribu por decisión personal, vertieron un menjurje en sus oídos y se acabó los sonidos. Añadió: No me arrepiento de mi decisión, me he salvado de canallas como tú, Sahir le pregunto sobre la música y ella escribió: Ya no la oigo ahora la siento.
 
Está claro que la trompeta ya no funcionaba con esa chica, si quería conquistarla tenía que interesarse en ella, aprendió el lenguaje de las señas, se memorizó sus gustos, sus sonrisas, sus bailes exóticos y la forma especial de pedir su comida favorita, se olvidó de la corneta, ya no pensaba en nadie más, más que en la felicidad de ella.  Sahir no comprendía que estaba sucediendo, lo que todo empezó como un juego, ahora no quería, no podía dejarlo, ahora miraba una maldición tocar su trompeta, ahora solo soñaba, solo pensaba con todo y mariposas en el estómago, solo pensaba en Ellie....
 
FIN

Autora: Evelyn López

viernes, 3 de enero de 2014

En el Banco


En el Banco.

Todo paso cuando era joven, un poco hermosa y con mucha magia, lo conocí, recuerdo que era alguien típico, sin sentido, tonto como todos, o en ocasiones inteligente como algunos, yo lo encontré y él me buscó.
 

En este país encantado, en ese lugar hechizado nada más común que un Banco, yo ahí esperando que se abrieran sus puertas para pagar la reinscripción de la carrera, sin ocurrir nada anormal, lo mismo de siempre siete lunas en el aire, y este pintado de morado, azul y rojo, casas enormes con figuras moviéndose, ángeles jugando, todo contrario al infierno, todo parecido al cielo.
 
 


Recuerdo que iba con mi madre, una gran dama guiando a su pequeña brujita en el camino, esperando el momento para dejarla volar, aguardando entre puertas junto a seres míticos como: arpías, centauros, argos, ogros y sirenas, todos haciendo fila para entrar a ese Banco, de pronto llegaron pegasos cabalgados por seres angelicales con un hermoso uniforme azul metálico, llevaban una caja de cristal dorado, eran un grupo de 14 soldados.


Dos agentes entraron al banco llevando con cadenas a monedas, billetes caminando, nunca jamás volví a ver tanto dinero encarcelado, admito que estaba ansiosa y mi madre aterrada de temor; pasando un tiempo, observe que todos los defensores acorralaron el lugar, vigilando muy cuidadosamente a todos, pero solo cuando salió un policía del lugar, lo alcance a mirar, un joven policía con ojos azules, estaba dentro de esa caja de cristal, él adentro contándoles un cuento al dinero, nos miramos y nos hechizamos.



Se escuchó un ruido horrible adentro del banco y cuando observamos la puerta exploto en mil cristales, salieron volando monedas y corriendo algunas otras, brujas volando en su escoba riendo malvadamente, los que estaban en la fila conmigo derramamos heridas por doquier... acababan de saquear el motín, los guardianes luchaban con las ladronas usando redes, balas, y hasta los pegasos con su aliento de hielo trataban de detenerlas.

El día se tornó oscuro, la luna alumbraba la escena macabra, estaba adolorida, y tiesa, tirada sangrando en el suelo, ya a punto de ir hacia la luz, llego mi mejor amigo, Bim, mi perro mágico, con su asombroso respirar sano mis heridas y yo con un beso en la frente de mi madre la logre rescatar; las dos íbamos ayudando a las arpías, las sirenas, los ogros, y a los demás con sus heridas, mientras llegaron más defensores a atacar las bandidas, decidí ayudar,  hipnotice a todas las monedas, billetes, oro y plata dirigiéndolos hacía un libro, y lo metí a mi bolsa azul, después como no podía pelear con mi propia especie, a los soldados les di más fuerza, cure sus hedidas, y aumente sus provisiones.

Al voltear mi perro estaba defendiendo junto con los integrantes de la fila al libro del dinero, de pronto unas brujas me empujaron:

- Vaya...vaya es la valiente Gea, brujita estúpida- dijo riendo y aventándome despiadadamente al suelo
- Cree que nos va a detener- dijo una con un lunar café en el ojo- Es una bruja blanca, no nos puede hacer nada- dijo otra carcajeando con su nariz desfigurada.
- En ese caso te matare querida- dijo la líder del trío
- No lo puedes hacer, recuerda que no puedes lastimar a tu especie, ese es el código- dije gritando



- ¡Que código, ni que nada, leyes estúpidas para gente que quiere paz implícita como tú!- dijo la obscura meneando su varita y apuntándome con ella, alcance a ver que mi asombrosa mascota se deshizo de la de mancha deforme, y yo no me podía defender, observe a mi madre luchando con ese monstro, con una mirada me despedí de ella, y entro en juego el soldado de ojos azules, se interpuso entre la muerte y yo.
 
 

- ¡Déjala, tu ejército está cayendo!- dijo gritándole a la solitaria hechicera.

- Mira...tortolito enamorado- dijo gimiendo, él me volteo a ver desternillándose, y levantándome del piso- Los matare, sea lo último que haga, odio el amor, es repulsivo- él no paraba de verme, y cuando escuchamos que odiaba el amor, se río aún más... entonces entendí, en frente de esa varita ruin con chispas malignas saliendo, nos dimos un beso, la perversa bruja se derritió.


 

Solo puedo decir que así me salvo el amor...

Jamás lograron sacar al animado dinero, ni si quiera los buenos, así que por eso ahora el dinero es papel, sin valor, y las monedas unas falsas replicas.


No me cobraron la reinscripción, el banco la dono como signo de agradecimiento.

Todo paso cuando era joven, un poco hermosa y con mucha magia, lo conocí, recuerdo que era alguien típico, sin sentido, tonto como todos, o en ocasiones inteligente como algunos, yo lo encontré y él me buscó.
 
 
 

Autora: Evelyn López.